12.19.2016

MÚSICA Y POESÍA, POESÍA Y MÚSICA...








(Por Pascual Gómez, periodista de Cieza.es y miembro de La Sierpe y el Láud)

Mucho de fértil combinación poético-musical hubo en este homenaje a los premiados con el Nobel de Literatura preñado de sutileza a través de composiciones de Rondeau, Vanhal, Haendel y Bach. No cabe mayor acierto que reivindicar la poesía, un género que prácticamente ha desaparecido en los premios de los últimos veinte años.

El veterano colectivo literario se apoyó para ello en la música porque, según dijo Ángel Almela en la presentación del acto, "el lenguaje poético de escritores galardonados con el Nobel, junto al lenguaje musical de compositores que abren su mundo al oído del espectador, forman en este recital una asociación que cobra valor por sí mismos, y por la emoción que logran transmitir". En su realización se apostó por situar pocos elementos que distorsionen la esencia del recital.El Grupo de Literatura La Sierpe y el Laúd mantiene desde hace un año y medio un confesado romance con el Conservatorio de Música Maestro Gómez Villa. El resultado: dos vástagos, dos recitales poético-musicales. De entonces acá, ambas entidades se embarcan en propuestas por puro placer. El último es el montaje organizado este viernes por la noche en el claustro de la Biblioteca Municipal Padre Salmerón dentro de la programación de Navidad de la Concejalía de Cultura.

Para la ocasión, la Sierpe y el Laúd hizo una cuidada selección de poemas pertenecientes a Rabindranath Tagore, Gabriela Mistral, Juan Ramón Jiménez, Pablo Neruda, Vicente Aleixandre y Bob Dylan. Las declamaciones de Ángel Almela e Isabel Mascuñán, como son marca de la casa, resultaron apabullantes técnicamente, con momentos de intensa belleza como cuando el poema 'Besos' de la autora de Coquimbo irrumpió en la sala. O como cuando Almela recitó 'Como un canto rodado' de Bob Dylan, una de sus composiciones más conocidas y toda una declaración de intenciones.

Hay que rebuscar mucho en la nómina de galardonados para poder, al menos, encontrar a poetas: 77 de ellos fueron reconocidos por su prosa, 33 por su poesía, 14 por su dramaturgia, 3 por su filosofía o ensayos y 2 como historiadores. Hasta el final de la I Guerra Mundial, prosa y verso se repartían el mayor galardón de las letras y, según avanzaba el siglo XX, los poetas desaparecían de las ceremonias. Desde el Nobel a Wislawa Szymborska (1996) únicamente Tomas Tranströmer (2011) ha recibido el premio. Uno en casi dos décadas.

La parte musical estuvo dirigida por la profesora Carmen Rosario Fuentes, muy bien servida por Antonio José Martínez, Guillermo Salmerón y Juan López (trío de maderas), Javier Cano, José García y Jorge Carretero (trío de metales) y Manuel Aurio Villa, Paula Marín, Marta Camacho, Lourdes Ramos, Antonio José Martínez, Andrea Marín, Claudia Moreno, Alejandra García y Ángel Penalva (grupo de flautas) que interpretaron por este orden las piezas 'Suite' de Michel Rondeau, 'Sonata in C-Dur' de J.B. Vanhal, 'Lascia ch'io pianga' de G.F. Haendel y 'Coral San Antonio' de Bach.

Fascinantes interpretaciones ejecutadas por jóvenes músicos ciezanos. Las actuaciones, revestidas con el característico sello del Gómez Villa, tuvieron sus momentos brillantes. Y es que el conservatorio de la calle Cadenas de Cieza se ha convertido en un centro de gran prestigio musical que persigue una formación de excelencia. Desde sus inicios se dedica con esmero a formar a los mejores músicos profesionales para el futuro. Su colaboración en recitales de estas características pone de manifiesto la integración del Conservatorio Maestro Gómez Villa en la vida cultural y social del municipio.

1 comentario:

Jesús Cánovas Martínez dijo...

Enhorabuena, amigos. Un abrazo para todos.